domingo, 22 de mayo de 2011

Zoológico de Londres: una muerte anunciada

(Dailymail)

(Dailymail)

Dias atrás, el director ejecutivo del Proyecto GAP en España, Pedro Pozas Terrados, denunció durante una conferencia en Paris, la política de los zoológicos de la Comunidad Europea, que intercambian grandes primates constantemente, sin respetar los lazos familiares de eses individuos.

Un año atrás, el Proyecto GAP de España denunció un acuerdo que estaba en tramite, para transferir un orangutan bebe de un zoológico español, para el Monkey World, de Inglaterra, que es un zoológico particular, arrancando el bebe de su madre biológica, posiblemente por motivaciones poco éticas.

Ahora sucedió en Londres, en el Zoológico de la ciudad, donde los grandes primates viven en condiciones precarias, cuando intentaron introducir un bebe gorila y su madre, dentro de un grupo ya formado, tal vez, para ahorrar espacio de recintos, como sucede frecuentemente. El bebe gorila y la madre fueron agredidos, y el bebe de 7 meses murió, por la irresponsabilidad de los administradores de aquel centro.

En nuestro Santuario en Sorocaba, recibimos, en el comienzo del mismo, dos chimpancés de Holanda, Simon (Sam) y Rakker. Ambos chimpancés, se criaron juntos cuando eran bebes, y como el Zoológico no tenía recintos suficientes, intentaron su introducción en un grupo ya formado de chimpancés adultos. Sam fué aceptado, pero Rakker, no lo fué. El fué agredido selvajemente, y casi murió. Sufrió varias operaciones para reconstruir su cuerpo, y hasta hoy es un ser traumatizado, por la experiencia vivida; Rakker tiene horror de cualquier chimpancé menos de Sam, que lo acompaño de Holanda al Brasil y vive junto con él.

En general, los administradores de zoológicos, tanto en Europa como aquí, poco se importan con los lazos familiares entre las poblaciones de animales que mantienen, y en el caso de los chimpancés, cuando comenzamos nuestro trabajo en defensa de ellos, pudimos constatar como los bebes eran robados de zoológicos e enviados a intermediarios, a circos e a otros zoos, sin el menor escrúpulo ni límite. La práctica de los zoológicos brasileños, y muy posiblemente de muchos otros paises, donde el tráfico de animales es intenso, era no registrar los nacimientos de los bebes, e dar certificados de defunción falso, para poder comercializarlos con aquellos que estaban dispuestos a pagar por los mismos. Eso acabó en nuestro país; sin embargo, no acabó en el mundo, como no acabó la irresponsabilidad de los administradores de zoológicos de convertirse en “Diós”, y destruir los lazos familiares de grandes primates, sin el menor respecto para satisfazer sus necesidades financieras.

El crimen que aconteció en el Zoológico de Londres, horas atrás, debe ser un alerta, para que todas las sociedades rechacen essas políticas inumanas, que se practican contra seres indefensos, que son arrancados de su relación familiar, sin el menor pudor, lo que termina muchas veces en tragédia, como el caso de este bebe sacrificado irresponsablemente en el zoológico londrinense.

Dr. Pedro A Ynterian
Presidente, Proyecto GAP Internacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada